Como tener un armario sostenible

 

La industria de la moda es una de las más insostenibles del mundo.

Si todavía no sabes porque, te invito a tomar un baño de realidad mirando:

·      “The true Cost” (disponible en Netflix)

·      “Sweatshop. Dead Cheap Fashion” (disponible en YouTube)

Si después de ver como viven los que producen la ropa que se vende en las tiendas de nuestras calles, sigues pensando que necesitas la última camiseta de tu marca favorita a 2,99€, no hay nada más que yo pueda añadir para que cambies de idea.

Así que puedes dejar de leer y volver a tu zona de confort.

Si, por lo contrario eres de las/los que después de ver esos vídeos se pregunta como romper ese círculo de injusticia, maltrato, contaminación y consumismo desenfrenado, sigues leyendo.

#whomademyclothes

#whomademyclothes

Quiero focalizarme en como puedes tener un armario sostenible.

 1. Apaga la tele. O mejor, libérate de ella.

La publicidad está hecha para vender y para vender hay que generar necesidades. Las horas de tele están directamente proporcionadas al nivel de consumo de un país. Traducido significa que cuantas más horas pasas delante de la tele más vas a consumir en términos económicos.

Lo mismo vale para las revistas de moda o pseudo-belleza.

 2. Deja de comprar.

Aléjate de los grandes almacenes. Y recuerda los Outlet son un engaño: acabas llenándote el armario de prendas que nadie quiso cuando salieron a la venta y que crees querer solo porque están rebajadas. No has hecho ningún negocio.

3. Experimenta el minimalismo.

Libérate de la necesidad de tener cosas. Concéntrate más en vivir y menos en poseer. 

Simplifica las combinaciones de prendas que ya tienes.

 
 

4. Mira de que esta hecha tu ropa.

Las fibras sintéticas se liberan en cada lavado en la lavadora y acaban en el mar. Se calcula que hay 1.4 trillones de millones de micro fibras en el mar. 

5. Compra una “washing bag” para lavar las prendas sintéticas.

Atrapará las micro fibras durante el lavado.

6. Selecciona lo que te gusta y usas habitualmente.

Regala o intercambia el resto de prendas que no usas. Organiza un “swap- party”: será también una ocasión para sensibilizar tus amigas/os sobre sostenibilidad y Fast Fashion.

7. Dale otra vida a las prendas que ya no se pueden usar.

Se creativo. Aprende a hacer algo con tus propias manos.

8. Si necesitas algo, espera. Luego espera más. Y finalmente… espera un rato más.

No confundas deseo con necesidad. Es un gran error.

Intenta, durante un mes, frenarte antes de comprar algo y guardar el dinero que ibas a gastar. Te sorprenderás de la cantidad de dinero que habrás ahorrado a final de mes…

 

Cuando compras decides de que manera quieres que se traten los trabajadores de la moda.

Cuando compras decides de que manera quieres que se traten los trabajadores de la moda.

Si finalmente te decides a comprar algo:

 9. Compra ropa usada. 

Prolongar la vida útil de una prenda siempre es la solución más sostenible (si la prenda está hecha de fibras sintéticas lávala en una “washing bag”).

La mejor opción son las tiendas vintage de tu ciudad, pero hoy en día la oferta online ha crecido muchísimo. Algunas sugerencias:  

·      Vestiaire Collective: solo para grandes marcas de ropa, calzado y accesorios. Hacen un control de calidad de todo lo que se vende/compra. Cobran una comisión elevada pero se encargan de todo.

·      Percentil: pones todo lo que quieres vender en un saco y lo envías, ellos se encargaran de venderlo en la pagina web.

·      Chicfy: requiere un poco más de trabajo por parte del usuario. Funciona con Likes y tienes contacto directo con tus compradores/vendedores.

10. Compra ropa de calidad. Paga lo justo por un camiseta. Si una prenda se vende a 2,99€ no es barata, simplemente significa que el coste real lo paga el trabajador que la hizo.

11. Compra ropa que te pondrías dentro de 3 años.

Elige algo que no pasa de moda, las prendas con un estilo muy marcado suelen durar una temporada.

12. Elige prendas de fibras naturales (algodón, lino, tencel…) tratadas con tintes o estampados naturales.

Son más respetuosas con el Medio Ambiente y con tu piel.

13. Evita las prendas de fibras mixtas.

 Son imposibles de reciclar!

14. Busca Brands que apuestan por sus trabajadores y les pagan un salario justo respetando sus derechos (y no usan manos de obra infantil!)

15. Orgánico no siempre es sinónimo de sostenible.

Para producir algodón orgánico por ejemplo, se consumen una cantidad enorme de recursos hídricos... 

 

Como vez, son muchas las cosas que puedes hacer.

Por pequeño que parezca, cada cambio cuenta.

Hoy estamos plasmando el mondo donde viviremos mañana.

Recuerda: si no eres parte de la solución, eres parte del problema.

Tú decides.

Francesca

Para profundizar:

fashionrevolution.org

 

 
 

 

 

 

 


 

Guárdalo en Pinterest

COMO TENER UN ARMARIO SOSTENIBLE.png
 


Francesca_42_ok.jpg

¡Hola! Me llamo Francesca y soy una Madre preocupada por el futuro de su hija.

También soy enfermera con una particular vocación para prevención, la educación para la salud y el empoderamiento de la población.

Más sobre mí